LA LINTERNA

Nota

Nota

Denunciaron que el intendente Darío Kubar defraudó a un cliente y que los quiso compensar con una casa del Bicentenario

El día viernes 23 de septiembre una conocida vecina de nuestra ciudad, Fernanda Ferrari denunció que el intendente Darío Kubar no cumplió con un trabajo como profesional, y que luego ya en el cargo para “solucionar” el enojo de la víctima le ofreció una casa del Plan Federal de Viviendas del barrio Bicentenario.
Quienes estaban escuchando “Buenas migas” no podían despegar sus orejas de la radio mientras Fernanda Ferrari que junto con su pareja Norberto Venca, contaba que le había encargado un trabajo a Darío Kubar en el año 2015 en su rol de ingeniero para una agrimensura en un terreno que ellos tenían para hacer una casa con fondos del programa Procrear.
Dijo que se lo encargó a Kubar antes de comenzar la campaña electoral de 2015 pero una vez que empezó la misma no lo pudo ver más en su oficina, aunque Fernanda colaboró para la campaña para llevarlo a la Intendencia.
Ella salió sorteada en el sorteo de febrero de 2015 en el Procrear para que le den recursos para la construcción de la vivienda y los trámites los hacen en junio y en julio pagan los sellados en la Cámara Empresaria. Kubar le dio una copia del plano de agrimensura para que vieran como había quedado la subdivisión que se había hecho.
Al ganar las elecciones deriva la firma a otro profesional, al ingeniero Bernardini, pero el empleado que la atiende les dice varias veces: “nosotros con los trámites de Darío ni idea” y agregó que ya conocen a muchos vecinos que les pasó lo mismo. Desde ese momento hasta el lunes 19 de septiembre asistió unas veinte veces a la oficina sin lograr respuestas. Una vez logran dar con este profesional y encuentran en la misma oficina un trámite a la firma de Kubar para ellos. Pero lo peor es que esta pareja perdió el plan Procrear que tenían asignados por esta tardanza: “lo perdimos porque nadie mandó a buscar estos papeles”. Hay un documento que les falta que no saben dónde lo tiene el mismo Kubar.
Venca llegó a hablar con Kubar una vez, quien lo trató con amabilidad, “vení Pablito, qué necesitas?” pero cuando el Intendente supo para qué lo buscaban ya no lo atendió más y lo derivó a otros funcionarios municipales como su secretario privado, Omar “Poli” Caballero, que del tema no saben nada. Estos diálogos se dieron a la mañana temprano cuando el intendente atiende a los vecinos, y lo paradójico es que Ferrari y Venca fueron colaboradores en la campaña a intendente de Kubar.
Ferrari se quejó: “encima sufren de mala memoria, porque cuando hice la primera Expomujer en la avenida San Martín venía Darío con un baflecito, Graciela (Ruiz) y Natalia (Ruiz), que cortamos la calle y los chicos vinieron con la murga. Tienen poca memoria de cuando uno estaba con ellos, pero ahora se rodean de tanta gente que se olvidan”.
Se enteran que perdieron su posibilidad en el Programa Procrear en el mes pasado Y comentó Venca: “vamos al Banco y me dan la triste noticia, como la carpeta no se pudo completar no se pudo meter, pero lo más complicado estaba todo perfecto y faltaba lo que parecía más fácil que era la subdivisión y hace un mes me dijeron que lamentablemente me lo tuvieron que dar de baja”. Lo peor es que Venca se había bajado del Plan Procrear con el sistema de Capital porque había optado por el Nacional y ahora se quedaron sin ninguno de los dos.
Ante el enojo de Venca y Ferrari, la mujer denuncia que Kubar les dice: “quédate tranquilo que vamos a ver cómo te ubicamos en una casa del Bicentenario. Le hacen abrir un expediente y lo mandan a Acción Social. ¿Sabes cómo lo sacaron de ahí como rata por tirante?”.
En su momento por la casa del Bicentenario lo visitaron en la casa donde vive Venca que es la de sus padres, pero los asistentes sociales no le hicieron ni el ambiental porque el trámite no estaba avanzado y porque la casa era muy bonita.
Venca y Ferrari aseguraron que ellos le pagaron el trabajo profesional a Kubar y agregaron: “tengo las boletas, le pagamos 17 mil pesos por el proyecto a Daiana Kubar, que es arquitecta”. Encima para peor para poner su terreno al día en distintas deudas que tenía obtuvo un préstamo que está abonando.
Siguieron contando que por la documentación que Kubar no le entrega no pueden hacer nada con el terreno y quien quedó en la oficina del actual Intendente dice: “a mí tampoco me atiende”, pero lo llamativo es que el documento que trabó todo sería algo que debió pagado Kubar en el Colegio de Ingenieros y no lo hizo. Bernardini le dijo que el trámite de ellos está en una dependencia en La Plata pero no saben dónde.
Si los problemas no fueran poco, a Venca hasta le complicó la situación de su cobro de sueldo porque en La Serenísima cobraba en el cajero del Provincia y ahora no puede hacer, debe concurrir al del Banco Hipotecario en Luján.
Cerró Ferrari diciendo: “decidimos hablar porque parece que se están burlando de uno. Nosotros cumplimos con ellos como personas” y “porque estamos saturados de la burla”.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio