LA LINTERNA

Nota

Nota

Oficialismo nervioso y con ganas de castigar

Un almuerzo que provocó represalias

Foto

El viernes 6 de octubre se desarrolló un almuerzo en el que sus asistentes jamás pensaron que iba a tener tantas repercusiones como las que tuvo, provocando represalias a algunos de los comensales y fuertes tensiones en el oficialismo ante el pedido de los más desaforados para que se castigue a los presentes.
La comida (pollos rellenos) se hizo en la casa del concejal del Frente para la Victoria, Carlos Paz, asistiendo además los ediles Claudia Guerra, Reinaldo Torres y Mauro García; además del actual presidente del PJ, Miguel Ángel Arcardini, y casi todo el personal del Concejo Deliberante. Sólo falto entre los ediles del Frente para la Victoria, Gastón Domínguez, por razones personales. El motivo de la reunión fue compartir un almuerzo de camaradería. A la misma también fue el ex intendente Juan Pablo Anghileri, quien fue compañero de la mayoría de las empleadas del HCD varios años por haber sido edil y presidente del Concejo.
Párrafo aparte asistió quien escribe esta nota (Alejandro Krewski) por ser conocido de todos los presentes, y tener confianza con muchos ellos desde hace años, antes de estar casado con la concejal Claudia Guerra. No sólo no escondo la relación con Guerra sino tampoco mi simpatía con el Frente para la Victoria, del que estoy orgulloso de haber sido funcionario en un corto lapso en el 2015.
Pero parece que de ahora en más habrá que pedirle permiso al oficialismo, tanto al Ejecutivo como a sus escribas (Semanario Informate, periódico actualmente oficialista manejado por Stella Impiombatto, ex esposa del director de Prensa municipal, Osvaldo Deluca, quien parece tener mucha influencia en el mismo, pese a las directivas del titular de ATE, Policarpo Sosa) para poder comer unos pollos tranquilos.
Lo primero fue una nota hablando de una reunión política en vistas al 2017, y si los lectores analizan quienes estuvieron se darán cuenta que no hay una agrupación sino por lo menos dos entre los presentes, además de haber mucha gente que no tiene militancia política y sólo estaba porque trabaja en el HCD. El objetivo de la nota es claro y digno de gente que cambia de colores políticos como los habitantes de Nepal que trabajaban para los ingleses en la guerra.
Pero eso sólo fue el comienzo, ya que en una reunión oficialista en la que estuvieron los principales integrantes del Ejecutivo y del HCD, se le pidió a las autoridades del Concejo Deliberante que echaran a una empleada del Legislativo para que “aprendan quien manda acá”. A esto se negaron los responsables del HCD y fue tan bruto el pedido que hasta el mismo Darío Kubar terminó diciéndole que no a la “ideóloga del castigo”, pese a la cercanía con él.
Igualmente a una de las empleadas del HCD alguna “advertencia” le hicieron, y no terminó ahí la cosa, hubo más intentos de castigar.
El miércoles 19 de octubre lo llamaron a Miguel Ángel “Pocho” Arcardini, quien es director de planta en el HCD desde hace más de dos décadas para decirle que tenía que renunciar para jubilarse, a lo que el empleado se negó porque le faltan unos 16 meses para tener todos los aportes necesarios.
No sólo eso sino personas del oficialismo cercanas al Jefe Comunal hicieron comentarios agresivos sobre el dirigente que en este momento además es el Presidente del Partido Justicialista, después del fallecimiento de Héctor “Pichi” Graña.
Lo malo fue el “pedido” para que se vaya y también la forma en la que se hizo, ya que Arcardini depende de la Presidenta del HCD y no de la Dirección de Personal del Ejecutivo, que es la que le dijo que debía irse.
Parece increíble que un almuerzo de tipo social haga que en el oficialismo se muevan de esta manera. El Intendente en el día jueves en un programa hiperoficialista dijo que la oposición se preocupaba por cosas sin importancia como la pista de atletismo o como se contratan los camiones. ¿Qué podemos decir de un Ejecutivo que se ocupa de con quién almuerza en forma amistosa la gente fuera de su hora de trabajo? ¿O que se la pasa mirando los Facebook de los empleados para retarlos?

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio