LA LINTERNA

Nota

Nota

Brilloni ya lo había presentado en el cargo

Franze quiso asumir como Jefe de Compras pero no pudo

Franze

La situación del cambio de funcionarios en el Ejecutivo municipal parece habérsele ido de las manos al intendente Darío Kubar y su esposa Natalia Ruiz, actualmente secretaria privada.
Pese a que el jefe de Compras, Ezequiel Drago, no renunció a su cargo porque espera acordar algunas medidas con el titular del Ejecutivo, esta mañana Javier Franze fue a hacerse cargo de la Jefatura de Compras.
Drago estaba tratando de hablar con Darío Kubar y desde su oficina lo llamaron porque Franze quería hacerse cargo de la misma, lo cual lo obligó a volver a su dependencia para terminar con el intento del Subsecretario de Inspección General.
La situación es irregular porque Drago no renunció, y para sacarlo hace falta su dimisión o su destitución, para lo cual hace falta dos tercios del HCD porque el Jefe de Compras es de los llamados cargos de ley. Para asumir Franze, tiene que haber un decreto firmado por Kubar y éste no se puede hacer mientras Drago siga ahí y éste no se fue de ninguna de las maneras legales y posibles.
La situación casi llega al escándalo porque Drago lo sacó carpiendo a Franze. Pero lo tragicómico es que hasta el secretario de Economía municipal, Cristian Brilloni fue a presentarlo a Franze como nuevo Jefe de Compras a algunas oficinas, pero tuvo de desistir de la presentación porque alguien le dijo que no podía hacerlo porque no hay designación por decreto aún. Por lo visto hay algunos funcionarios que tienen problemas para interpretar las leyes en este Gobierno Municipal.
Al momento de esta nota sigue habiendo resistencias por lo bajo de distintos sectores de funcionarios del PRO, de la UCR, y de los llamados peronistas de Cambiemos y otros para evitar que Franze asuma la Jefatura de Compras, aunque en público dirán que es una facultad del Intendente.
Para un Gobierno en el que su titular se llena la boca hablando de planificación, el cambio parece venir muy desordenado y caótico. Igualmente todo puede cambiar mañana y quizás el Jefe Comunal ya tenga a los jugadores en el lugar que quiere, siempre que tenga en cuenta algunos detalles mínimos como por ejemplo la existencia de la Ley Orgánica de las Municipalidades.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio