LA LINTERNA

Nota

Nota

Los profes de los “talleres de los sábados” no cobran sus sueldos

CAI y CAJ en peligro

Foto

Desde hace unos años, los talleres que funcionan en algunas escuelas rodriguenses nuclean a centenares de niños, niñas y adolescentes que dan rienda suelta a la creatividad, al juego, a sus destrezas físicas ya su cualidades artísticas. Fueron creados por el Ministerio de Educación de la Nación que conducía Alberto Sileoni y a través de la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires fueron adquiriendo identidad.
Hoy podemos disfrutar del coro de niños del CAI (Centro de Actividades Infantiles) de la EP 14 de Güemes con sus interpretaciones de canciones con el lenguaje de señas, también de las bandas de música de los chicos del CAJ (Centro de Actividades Juveniles) de la Secundaria 4 de Parque Irigoyen, como para citar las expresiones más conocidas por sus continuas colaboraciones en las actividades organizadas por la gestión Darío Kubar, tanto de parte de los CAI como de los CAJ.
Extrañamente este sábado 26 de noviembre permanecieron cerrados, bajo la condescendiente mirada del Coordinador de Políticas Socio Educativas, Carlos Kubar, CAI y CAJ no tuvieron actividad con la excusa del “feriado largo”. Lo cierto es que los profes están con grandes problemas para cobrar sus haberes, algunos no los perciben desde mayo y otros estuvieron sin cobrar todo el año, recién lo hicieron hace unos días, pero con descuentos inexplicables. Tal vez, este “sábado libre” haya sido brindado por la conducción política de la educación del distrito para descomprimir el enojo creciente de los talleristas y coordinadores por la falta de pago por parte de la Gobernadora María Eugenia Vidal.
A todo esto, los profesores del Programa Coros y Orquesta Juvenil e Infantil para el Bicentenario vuelven a tener inconvenientes para el cobro, sin embargo no tuvieron la venia para interrumpir sus actividades o, si la tuvieron, hicieron caso omiso.
Otra arista que se está visualizando es que el Municipio está entrometiendo en las actividades de los programas de los sábados, personas que colaboran “ad honorem” con las personas que no están cobrando, tal vez para aprender el trabajo y reemplazar a quienes opten por irse, con la esperanza de que cuando ellos estén ya hayan regularizado los pagos.
La realidad es que los sindicatos y otras organizaciones políticas que nuclean a los trabajadores de la educación vienen señalando el vaciamiento de los programas socioeducativos desde el triunfo del macrismo, hecho que se va plasmando a medida que la política educativa impuesta por las nuevas autoridades avanzan en la cotidianeidad de las instituciones escolares.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio