LA LINTERNA

Nota

Nota

Ante la crisis: SOS Can cierra su sede por falta de ayuda municipal

Foto

Este lunes se conoció la mala noticia: la entidad proteccionista SOS Can que se ocupa del cuidado, protección y atención de animales domésticos en forma solidaria va a cerrar su sede en la avenida Bernardo de Irigoyen 946 por la falta de recursos para enfrentar la crisis económica que se está viviendo y la ausencia de respuestas de parte del Municipio a sus pedidos de ayuda.
Hablamos con uno de sus integrantes, José Angelino, ya que otra de las más conocidas de sus miembros Teresa Buldorini no tenía voz para hacerlo.
Angelino nos contó que la situación económica no les permite seguir con la sede ya que el alquiler y los gastos son altos y las colaboraciones que reciben no permiten continuar. Ya le deben al dueño de la casa, dos meses de alquiler y no quieren seguir acumulando deuda que no van a poder pagar.
En enero iniciaron un expediente en el Municipio solicitando una ayuda económica para poder solventar el alquiler del lugar, pero no conocen el avance del mismo. Ante ese silencio, empezaron a reunirse con varios secretarios del gabinete municipal, con concejales oficialistas y hasta con el intendente Darío Kubar hace un par de meses. Angelino dijo: “le expliqué que así nos quedaba poco tiempo porque no podíamos seguir. Lo único que nos dijeron es que estaban estudiando el tema, pero ayuda no vino nada”.
Como es conocido, SOS Can brinda gran cantidad de servicios a los vecinos, ya que castran y atienden mascotas con valores mucho más bajos que los veterinarios particulares, además de colaborar con la campaña de vacunación, trabajar en las peregrinaciones gauchas para evitar el maltrato de los caballos, rescatan muchos animales de la calle y a otros, por falta de lugar para tenerlos, los castran y vacunan aunque sigan en la calle.
Cabe destacar que cuando Zoonosis municipal no tiene turnos para castraciones en un tiempo prudencial, por ejemplo a mediados de este año cuando concentraron las castraciones en el Barrio Bicentenario, son los mismos agentes municipales quienes recomiendan a los vecinos recurrir a SOS Can.
El trabajo es enorme y van a seguir haciendo lo que puedan, pero ya no será lo mismo. En los últimos meses lograron un convenio con la Nación para el programa “Protenencia” por el que una vez por mes vienen móviles para castrar y vacunar a gran cantidad de animales en los barrios. Además de promover por años la adopción solidaria de animales de la calle.
Angelino dijo que pretenden que la medida sea sólo temporal para volver a tener la sede en algunos meses, pero sin dudas el retroceso es grande, ya que nuevamente deberán hacer trámites, gastar dinero en elementos y cosas que ya habían instalado y trabajar para rearmar lo que hasta ahora tenían en su lugar en la avenida Bernardo de Irigoyen.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio