LA LINTERNA

Nota

Nota

Contrato de alquiler recargado a favor de la prima del Intendente

Foto

Este martes se conoció la vuelta del Expediente iniciado por el Ejecutivo municipal para alquilar a María Eugenia Ortega, esposa de Juan José Kubar, dos inmuebles para que allí funcionen los Juzgados de Faltas y otras dependencias de la Municipalidad de General Rodríguez.
Bajo el Nº 4050-187.933 y con 67 fojas, continúa su ruedo el polémico trámite mediante el cual Darío Kubar se obstina en alquilar dos casas a sus parientes, una ubicada en avenida Bernardo de Irigoyen 654 y la otra en Carlos Pellegrini 655. El Colegio de Martilleros local, a pedido del secretario de Economía Cristian Brilloni, habría estimado un valor locativo total promedio de $ 62.000, allá por agosto de este año que culmina.
Por aquellos días, el expediente había ingresado al Concejo Deliberante, provocando así uno de los escándalos de la era Kubar, rebotando hacia el Ejecutivo a fin de que el Intendente recapacite y desista de pagarle a sus primos $ 3.177.270 en función del contrato de locación por un término de tres años, además de darle la oportunidad para que agregue alguna documentación faltante como la escritura de la propiedad, una oferta escrita de la propietaria y alguna tasación de un ente oficial.
La Presidenta del HCD María Klajnberg “tanteó” a los distintos bloques la semana pasada para saber si estaban de acuerdo en darle ingreso nuevamente a este expediente durante la sesión extraordinaria convocada para debatir el presupuesto municipal 2.017 y se encontró con el rechazo del Frente para la Victoria y la reticencia del Frente Renovador. No obstante ello, el nuevo proyecto fue remitido al Concejo Deliberante por el Ing. Darío Kubar con modificaciones cosméticas que provocaron el enojo de unos cuantos y la risa sarcástica de otros.
Realizando una comparación con el contrato planteado por Kubar en agosto pasado, resulta que con este contrato nuevo, su prima locadora sale ganando $ 46.500. Ya que por el contrato anterior se hubieran abonado $ 2.038.950 entre enero de 2.017 y diciembre de 2.018 contra $ 2.085.450 que abonaría por el mismo período de aprobarse la propuesta actual. Por lo cual, el intendente, no estaría respetando ni siquiera el pedido que le hicieron sus propios ediles cuando le explicaron que no les quedaba más remedio que devolverle el expediente para que rehaga el contrato por menor tiempo y valor.
Tampoco cumplió el Ejecutivo con agregar la escritura, ya que sólo adjuntó los Informes de Dominio de ambos inmuebles, otro documento que falta es la oferta escrita del propietario del manifestando su voluntad de alquilar al municipio y mucho menos se adjuntó una tasación oficial.
Este tema nació mal desde el primer rumor que se conoció, cuando alguien cercano a la vivienda nos dijo: “el Intendente Kubar se compró la casa donde estaba el Juzgado de Paz”, lo que nunca se confirmó, pero tanta insistencia en hacer el negocio es excesiva y retroalimenta las dudas de todos.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio