LA LINTERNA

Nota

Nota

Inspección General al rojo vivo

Foto

Este jueves trascendió que el nuevo subsecretario de Inspección General, Sergio Cuello no las tiene todas consigo en el manejo de su área, ya que a ciertas arbitrariedades que están ocurriendo en la dependencia, se conoció que varios empleados están pidiendo el pase a otras zonas más tranquilas del Municipio.
Empezando por este último tema se habla que cinco personas por lo menos están pidiendo su pase a otros sectores porque no les gusta el clima que se vive en el área.
Algunos de los chisporroteos tienen que ver que las inspecciones y trabajos semejantes que no la maneja el director de Comercio; como lo indicaría el organigrama, sino otro funcionario de más bajo rango, pero puesto en ese lugar por el mismo Subsecretario de Inspección General.
Además se habla que uno de los funcionarios con más poder en el sector anda armado en sus tareas.
Otro tema fue que una empleada fue denunciada por el funcionario Nelson Torchia por amenazas, en la Comisaría 1ª por lo que se inició un sumario y la mujer fue suspendida en su trabajo. Quienes conocen a la misma dicen que es muy buena empleada y que la frase fue tomada fuera de contexto y dicha en caliente tras una discusión con Torchia. El hecho no está ayudando a la convivencia en el lugar.
Por otro lado el problema con los supermercadistas chinos continúa y el viernes pasado hasta hubo un operativo policial en un mercado frente al Fonavi que estuvo clausurado varios días. El hecho está lejos de ser claro y los comentarios sobre el incidente son terribles pero incomprobables para ser publicados sin quedar expuestos a juicios por calumnias e injurias.
Para terminar el asunto de la pirotecnia que está lejos del furor en años anteriores por la malaria general, pero que en los trámites que hay que hacer para poder venderla y pagar el canon correspondiente, se pide que el comercio esté habilitado pero no se indica que debe ser de un rubro acorde a esta venta, por lo que puede ser cualquier negocio, desde una verdulería a una casa de repuestos de autos. Aunque ya se vio a varios domicilios particulares con las mesitas con la pirotecnia en su frente.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio