LA LINTERNA

Nota

Nota

Un cargo que se usa para cualquier cosa: Coordinador de Nivel Primario

Foto

El jueves 29 de diciembre se llevó a cabo un festival de danzas barriales en el predio del Municipio organizado por el profesor Alejandro López.
El encuentro reunió a varios centenares de personas que bailan en los distintos grupos de baile en nueve barrios de General Rodríguez, haciendo participar en forma muy entusiasta a muchos vecinos y vecinas de todas las edades, lo que no deja de ser un fenómeno muy interesante.
Pero lo llamativo de Alejandro López es el nombramiento que tiene, ya que desde antes de la llegada de Darío Kubar y Natalia Ruiz al Municipio, éste estaba designado como profesor de “Ritmos Latinos”, por Decreto 1.982 del 9 de agosto pasado se le acepta la renuncia para que asuma un nuevo cargo el mismo día por Decreto 1.983.
López está designado como coordinador de Nivel Primario en la Secretaría de Educación municipal, a cargo de la profesora Graciela del Río de Rapela, cuando en realidad la función que cumple es la de profesor de danzas para estas actividades barriales.
Cabe destacar que esta Coordinación de Nivel Primario había sido ocupada, en los orígenes de la gestión Kubar-Ruiz por la docente Claudia Weidemüller, quien fue corrida de ese cargo en el mes de junio por desavenencias con la conducción política del área al ser un espacio poco reconocido en su trabajo diario. En su momento, la Coordinación de Nivel Primario fue el área de donde se redactaron casi todos los proyectos que luego se pusieron en práctica para dar justificación al engorde del área, que pasó de funcionar con una Dirección y una jefatura en la gestión anterior a funcionar actualmente con: una Directora de Gestión Escolar (Claudia Ribaya, esposa del Concejal Polverini), un Coordinador Nivel III de Nivel Primario (Alejandro Ariel López, da clases de Ritmos Latinos), una Coordinadora Nivel III de Nivel Secundario (María Fabiana David, no se le conoce función), un Coordinador de Políticas Socioeducativas (Sergio Lucero, acompaña a Carlos Kubar en su labor como Coordinador distrital de políticas socio educativas provincial), una Jefa de División de Políticas Educativas (Elena Catalano, se le desconoce gestión), una Jefatura de División de Proyectos Educativos (Carla Tucci, miembro de la Fundación PESCAR, relacionada con la Asociación CONCIENCIA) y un contrato por casi 20 mil pesos mensuales para contar con los servicios de la docente jubilada Estela Cacace, quien comenzó su labor como Directora “ad honorem” y ante su reclamo de sueldo (incluidas quejas públicas en el ascensor), logró esta contratación.
El caso Alejandro López es la muestra de la importancia que le dan a la Educación Kubar y su familia, se esconden detrás de una supuesta valoración y usan el dinero destinado al área para crear espacios que nada tienen que ver con los objetivos de la Dirección de Gestión Escolar, dejando a las claras una vez más las puestas en escena de las gestiones PRO-UCR.
Con el respeto que le podemos tener a López, no quedan dudas que lo que hace no tiene nada que ver con el cargo que ocupa, probablemente por eso se desviva en infinitas alabanzas a Natalia Ruiz y a Darío Kubar en los eventos que organiza.

Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio Anuncio